5 consecuencias de la ausencia de dientes y sus soluciones

Si eres de mi generación creciste viendo a Emma Webster por televisión, de eso estoy segura porque es probable que incluso tus primitos e hijos la estén viendo ahora. ¿No la recuerdas? Entonces te diré que pasaste buena parte de tu niñez viendo a la Abuelita defender a Piolín de las garras de Silvestre.

Cuando estaba pequeña  jamás me di cuenta que la Abuelita no tiene dientes, es probable que tú tampoco. De hecho, lo noté estando en la facultad cuando aprendí sobre las características faciales del adulto mayor. Me imagino que estarás diciendo: ¿y a mí que me importa eso?, pues bien, te importará si alguna vez te dijeron que tenías las encías inflamadas o que tenias caries, te importará si de pequeño te sacaron algún diente, te importará si ahora eres una persona interesada en su aspecto físico. En fin, si te importa tu aspecto y la expectativa de vida es cada vez mayor, no querrás llegar a los cincuenta con las características faciales de un adulto mayor.

Como periodoncista veo constantemente a personas de todo tipo perder sus dientes, ¡sí! Incluso personas jóvenes. Muchos de mis pacientes más jóvenes tienen un interés real por no perder sus dientes, básicamente por no enfrentarse a  la consecuencia #1.

Consecuencia  1. LA VERGÜENZA.

¿Alguna vez te imaginaste sin dientes? Tal vez has soñado que los pierdes y debe ser un sueño horrible. No es fácil para una persona joven (ni adulta) quien está en contacto frecuente con amigos, compañeros de trabajo, clientes o colegas, sonreír y mostrar que le falta algún diente. Si por tu trabajo estás en contacto permanente con niños ellos te lo recordarán todos los días, si por el contrario, tu contacto es con adultos, puedes transmitir negligencia y eso puede ahuyentar a tus clientes o tal vez privarte del tan anhelado ascenso.

Consecuencia  2. MALPOSICIÓN DE DIENTES

Muchos me dirán que la malposición de dientes es una consecuencia insignificante gracias a la existencia de la ortodoncia, pero te contaré un secreto: la ortodoncia no puede con todo (aunque así nos lo hagan creer).

Cuando perdemos un diente, los dientes adyacentes modifican su posición, los dientes antagonistas pueden salirse de su sitio de anclaje y desarrollarse una Malposición Dental.

Ciertamente, la ortodoncia nos ayuda mucho en este aspecto pero habrán dientes imposibles de enderezar por distintos factores por lo cual deberás complementar tu tratamiento de ortodoncia con Rehabilitación Oral y eso mi amigo/a, incrementará los costos de tu tratamiento. Y como dicen por ahí: “La odontología no es cara, el descuido sí”.

Consecuencia  3. REABSORCIÓN ÓSEA

Tus dientes se encuentran anclados al hueso maxilar a través de un alvéolo. Cuando perdemos algún diente este alvéolo no ve la necesidad de existir, es algo así como aquel grupo de música que se volvió muy famoso con una sola canción, cuando la gente se aburrió, dejó de escucharlos y sin fanáticos el grupo desaparece. El problema está en que al perder este hueso, los dientes adyacentes pueden verse afectados y perderse también o reducirse tanto la cantidad de hueso presente que ya no puedas hacerte un implante dental, por ejemplo.

Muchísimos pacientes me dicen: “Doctora,  pero a mi me dijeron que me podían poner injertos de hueso” y ¡Sí! los injertos de hueso existen, pero ni todas las zonas pueden ser injertadas ni todos los casos llegan a ser exitosos, así que pasa algo similar a lo que te mencioné de la ortodoncia (aunque ciertamente los resultados son cada vez mejores).

Consecuencia  4. PROBLEMAS DEL HABLA Y  DEGLUCIÓN

En este punto no me pondré hablar como lora y a decirte lo que le digo muchas veces a mis pacientes, mejor te mandaré a que hables con tu abuelita o con aquella tía que tiene prótesis convencionales. Tal vez puedas hablar con algún  modelo de comercial de adhesivo para prótesis dentales o te acerques a preguntarle a alguna persona con ausencia de dientes que te encuentres por la calle y todas te dirán que lo más difícil es comer y hablar. Si no usa prótesis no tendrá con qué y si la usa pueden resultar incómodas. Así que espero que hagas la tarea y apliques el método científico: observarás y sacarás tus propias conclusiones.

Consecuencia  5. MODIFICACIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS FACIALES

Bueno, si, este es un caso extremo en pacientes jóvenes pero no en personas mayores. Así que te pondré otra tarea y buscarás un capítulo de Silvestre y Piolín y te fijarás muy bien en el aspecto de Emma: sin dientes, con el mentón proyectado hacia adelante, labios flácidos y con arrugas, cachetes sin volumen y la porción inferior de su cara más reducida en relación al resto. Si ahora estás pensando: “a mí no me va a pasar eso” ¡Perfecto!, te espero en mi consulta para empezar a trabajar en la cultura de la prevención.

Sea cual sea tu condición, estoy segura que tus dientes son importantes para ti. Prevenir estas consecuencias no representan una ardua tarea, pero en cambio, si te ahorrará muchos dolores de cabeza. Si quieres, puedes llenar el siguiente formulario para comunicarte conmigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s